Jr. Arequipa 345 "5to Piso" - Puno
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Quiénes Somos?

DHUMA es un organismo no gubernamental promotor de la defensa y exigibilidad de los derechos de los pueblos indígenas y nuestra madre tierra, con personería jurídica de derecho privado y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.


MISIÓN

Somos cristianos y cristianas de la Iglesia del Sur Andino, que inspirados en la palabra de Dios, estamos comprometidos con la defensa de la vida y la dignidad humana; que promueve la defensa y exigibilidad de derechos de los pueblos indígenas y nuestra madre tierra; acompañando, capacitando, informando, difundiendo, brindando asesoría y defensa legal a las comunidades aymaras, quechuas y organizaciones sociales de base, y a través de la articulación en redes y con actores decisores en justicia y políticas públicas.

Fundamentación y desarrollo de los conceptos claves contenidos en la Misión.

La Misión de Derechos Humanos y Medio Ambiente se fundamenta en:

a) Nos afirmamos como cristianos y cristianas de la Iglesia del Sur Andino, que inspirados en la palabra de Dios, porque provenimos y respaldamos nuestra acción en una historia de una iglesia viva, evangelizadora, cercana al pueblo y su opción preferencial por los pobres y excluidos, plasmada en las enseñanzas de la Iglesia del Sur Andino.

b) Ratificamos nuestro compromiso con la defensa de la vida, la dignidad humana y la integridad de la creación debido a que es la razón de ser de nuestra institución, hecho que se sustenta en la visibilización y denuncia permanente de los abusos, violaciones o cualquier tipo de vulneración de derechos que son cometidos por personas, empresas extractivas o el Estado, principalmente a las comunidades campesinas y la madre tierra que se encuentran en condición de vulneración permanente de sus derechos.

c) Nuestra labor se centra en la defensa y exigibilidad de derechos de los pueblos indígenas y nuestra madre tierra, porque buscamos que los derechos de las comunidades aymaras y quechuas sean reconocidos e implementados por el Estado y la sociedad en general, y que el medio ambiente y sus recursos naturales, particularmente el agua, sean reconocidos como sujetos de derechos.

d) Encaminamos nuestro accionar, acompañando, capacitando, informando, difundiendo, brindando asesoría y defensa legal, a las comunidades aymaras, quechuas y organizaciones sociales de base. Esto significa que todas estas acciones las realizamos de manera conjunta y coordinada, con la venia de ellos, utilizando todos los medios técnicos legales para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos.

e) También promovemos la articulación en redes y con actores decisores en justicia y políticas públicas, porque entendemos que solos no podemos hacerlo, y que necesitamos hacer sinergia con otras organizaciones e instituciones con fines y objetivos similares, para buscar acciones y espacios externos que garanticen el acceso a derechos y la implementación de políticas públicas en favor de la vida y la madre tierra.

 

VISIÓN

Al 2021 Derechos Humanos y Medio Ambiente en la defensa de los pueblos indígenas y la madre tierra ha fortalecido las capacidades en sus derechos individuales y colectivos de las comunidades aymaras, quechuas y organizaciones sociales de base de la región Puno, para el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales en armonía con la madre tierra, contribuyendo de esta forma en la construcción de una sociedad más libre, inclusiva, justa, solidaria y no violenta.

Fundamentación y desarrollo de los conceptos claves contenidos en la Visión

La visión de Derechos Humanos y Medio Ambiente presenta la ruta de cambio social positivo que requiere aunar esfuerzos para actuar de manera conjunta y coordinada con las comunidades campesinas y organizaciones sociales de base representativas.

Su actual redacción responde a la construcción de acuerdos, en el cual se busca abordar como puntos importantes los siguientes aspectos:

a) La búsqueda de la defensa de los pueblos indígenas y la madre tierra sustenta que las comunidades campesinas aymaras y quechuas son el centro de nuestra intervención en la defensa de los derechos humanos y medioambientales, defensa que se da de manera recíproca, donde el medio ambiente, sobre todo el agua, representa no sólo un recurso material sino un sujeto de vida.

b) La afirmación del fortalecimiento de las capacidades en sus derechos individuales y colectivos de las comunidades aymaras, quechuas y organizaciones sociales de base, define la contribución y compromiso institucional en brindar elementos constitutivos de derechos sustentado eninformación, tomando en cuenta su entorno personal y social, para que los comuneros sean protagonistas principales en la promoción y defensa de sus derechos y dignidad humana.

c) La práctica y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales en armonía con la madre tierra, pone de manifiesto que los derechos se ejercen tomando en cuenta a la naturaleza desde una perspectiva cultural y espiritual, como sujetos de vida. Los recursos naturales deben aprovecharse de manera sostenible y contribuir al buen vivir.

d) La contribución a la construcción de una sociedad más libre, inclusiva, justa, solidaria y no violenta, refleja el esfuerzo conjunto para que las poblaciones principalmente excluidas e invisibilizadas puedan acceder a una sociedad donde ejercen sus derechos de manera plena y libre, donde además se promueven acciones no violentas. Se orienta también al desafío de tener un Estado promotor y garante del bienestar de todos y todas, así como de la madre tierra.