Pobladores que habitan en la zona baja de la cuenca del río Coata, anuncian paro indefinido desde 9 de noviembre-2020

Pobladores que habitan en la zona baja de la cuenca del río Coata, anuncian paro indefinido desde 9 de noviembre-2020

Dirigentes y autoridades de los distritos de Coata, Huata, Capachica, Caracoto y Juliaca anuncian asumir medida de fuerza, ante las fallidas reuniones con las autoridades del Ejecutivo nacional que no muestran el interés en solucionar la situación ambiental de la cuenca del río Coata y su afectación a la salud de las personas y la biodiversidad de la cuenca y lago Titicaca.

En septiembre se publicó los resultados de tamizajes de orina realizado en el mes de febrero a 55 personas. En el Informe N° 585G-2020 del Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Medio Ambiente para la Salud (CENSOPAS), 32 personas tienen arsénico en el cuerpo, de los cuales, 6 niños entre las edades de 4 a 11 años y otros dos adolescentes de 14 y 17 años; además 2 personas dieron positivo a mercurio y arsénico.

Ante la crisis ambiental y salud, los dirigentes y autoridades exigieron la atención inmediata a las autoridades del Ejecutivo nacional para abordar la problemática. Desde la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) en atención a la exigencia convocaron a una reunión de trabajo para el 12 de octubre, sin embargo, estos no asistieron a la reunión por lo que fue suspendido hasta la próxima convocatoria.

Nuevamente para el 23 de octubre, el Ministerio de Salud convocaron a los pobladores, dirigentes y autoridades de los distritos de Coata, Huata, Capachica, Caracoto y Juliaca a una reunión para la conformación de la Mesa Técnica de Salud, pero de nuevo la reunión se frustró por falta de asistencia de altos funcionario como la ministra de Salud.

Por estas situaciones los pobladores afectados decidieron asumir una medida de fuerza desde el 9 de noviembre (huelga indefinida) contra las autoridades del Ministerio de Salud, Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Ministerio de Agricultura, Ministerio del Ambiente, Ministerio de Energia y Minas, Gobierno regional de Puno, municipalidad provincia de San Román, Seda Juliaca y contra empresas mineras que se ubican en las cabeceras de las cuencas que forma parte de río Coata.

 

Antecedentes

En 2018, los análisis de las aguas superficiales y subterráneas de la cuenca río Coata realizado por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y los análisis de pozos de agua por la Dirección Regional de Salud de Puno, demostraron que el agua contiene arsénico, mercurio, manganeso, boro, sodio y coliformes fecales; poniendo en riesgo la vida, salud y medios de vida de los pobladores que habitan en los alrededores del rio Coata.

En mayo de 2019 se declaró en Estado de Emergencia los distritos de Coata, Huata, Capachica, Caracoto y Juliaca alexistir el peligro de contaminación que amenaza el agua de consumo humano de los cinco distritos que tiene una población de 222 mil 549 personas.

Río Coata es una de las cinco cuencas que desemboca en el lago Titicaca, y sus principales ríos contribuyentes son: río Cabanillas, de la provincia de Lampa, y río Torococha, de San Román; ambas presentan niveles de contaminación, el primero por actividades mineras que se ubican en las cabeceras de las cuencas y el segundo por aguas servidas de la ciudad de Juliaca.

 

Dos contextos de contaminación y soluciones planteadas

En la actualidadno solo se conoce de la contaminación de la cuenta del rio Coata, sino también se conoce la presencia de metales tóxicos en el cuerpo humano.

Frente a esta realidad urge acciones inmediatas por parte de las autoridades nacionales, regionales y locales para salvaguarda el derecho a la vida y el derecho a un medio ambiente saludable

Los distritos afectados, exigen la sustitución de la fuente de agua para consumo humano, remediación integral de la cuenca del Rio Coata, presencia demédicos especializados para atender a personas con metales tóxicos, así como la construcción y equipamiento de centros de salud con laboratorios y oficinas equipados con todos los implementos necesarios para garantizar un tratamiento adecuado.