Aymaras dan ultimátum de 10 días sobre el proyecto Vilavilani

El día 03 de julio autoridades locales de las provincias del Collao y Chucuito se constituyeron hasta el distrito de Capaso para tratar sobre el conflicto limítrofe y trasvase de aguas altoandinas de Puno hacia la región de Tacna.

A la reunión acudieron autoridades regionales como el gobernador regional encargado Agustín Luque Chaiña, consejeros regionales, y autoridades del Ministerio de Agricultura, congresistas de la republica como Rolando Arapa Roque y Rubén Ramos Apaza.

 

La elocución de los participantes de la reunión fue de no permitir el desarrollo del proyecto hidráulicoVillavilani II, argumentando que afecta la biodiversidad de la zona y por falta de claridad en el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto.

Por esta razón, pobladores aymaras de Capaso, Mazocruz, Pizacoma, Kelluyo, dieron un nuevo plazo de diez días hábiles para que el gobierno de Martín Vizcarra, paralice la construcción de la obra Vilavilani II. Manifestaron que este plazo no es negociable por ser el único instrumento de dialogo que queda con el gobierno nacional.

Las autoridades y dirigentes de Tarata también acordaron sumarse a la medida de fuerza. Al igual que sus pares de Puno, no creen que la obra solo sea para fines agrícola y de consumo humano.

La peor parte de la reunión se llevó el gobernador encargado Agustín Luque y su comitiva al ser duramente criticado por parte de la población aymara que asistió a la reunión que se llevó en la Plaza de Armas de Capaso.