HUACULLANI TIERRA DE LAS JOYAS ESCONDIDAS

La Municipalidad Provincial de Juli, realizó el material audiovisual, donde se promociona como destino turístico a "Huacullani", se aprecia en el film los socabones coloniales de la antigua mina de la Comunidad de Ingenio en el distrito de Huacullani provincia de Chucito -Juli.

Además se ve fuentes de aguas cristalinas en los ríos y parajes de biodiversidad natural donde viven las vicuñas.

Ahora, precisamente en la comunidad de Ingenio se encuentra el proyecto "Santa Ana" de la Empresa Bear Creek Mining Company Sucursal del Perú" de procedencia de Estado Unidos y con capitales Canadienses, se recuerda que desde los años 2008 al 2011 se ha llevado hechos de conflictos socioambientales en la zona, ante el reclamo de la mayoría de las poblaciones aymaras que no desea la presencia de la mina que explotaría el mineral Plata, porque afectaría a las fuentes de agua, la biodiversidad ecológica y social. 

hechos que se han agudizado con el conflicto sociambiental en el año 2011, producto de esa situación se tiene en la actualidad cuatro aspectos que vienen trascendiendo:

1.- La demanda de la Empresa Minera Bear Creek Mining a República de Perú ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) con sede en el Banco Mundial en la ciudad de Washington DC. capital de Estados Unidos exigiendo al estado peruano una millonaria (1200 millones de dólares aproximadamente) reparación por suspender el proyecto minero a través de una norma.

2.- La criminalización de la protesta social de los 18 líderes aymaras acusados injustamente y que en la actualidad se encuentra en la etapa oral en la Corte Superior de Justicia de Puno ante un tribunal de jueces colegiados.

3.- En la actualidad el proyecto Santa Ana está vigente y paga cada año 2000 mil dólares americanos por derecho de vigencia y a toda costa continúa buscando subsanar la licencia social de la población aymara en la zona sur de Puno.

4.- La Empresa Minera Bear Creek Mining pretende cobrar también al estado peruano por los supuestos daños al proyecto Corani porque el proyecto Santa Ana servía en su momento de caja chica para financiar el proyecto Corani.