Continuarán con el paro de 48 horas a pesar de la declaratoria de estado de emergencia ambiental de la cuenca Coata.

Imprimir

 

Tras sendas luchas de los líderes y las poblaciones de la Cuenca del río Coata con el acompañamiento de Derechos Humanos y Medio Ambiente, donde parecía tener mayores esperanzas en paliar la situación de la contaminación por las aguas servidas y los residuos sólidos que afectan desde hace un buen tiempo, al poseer aguas contaminadas en los ríos y pozos que no son aptas para el consumo humano, ni para los amínales y la agricultura.

Este miércoles 8 de mayo se publicó el Decreto Supremo D.S. 092-2019-PCM que declara el estado de emergencia por 60 días los distritos de Coata, Huata y Capachica de la provincia de Puno y en los distritos de Caracoto y Juliaca de la provincia de San Román del departamento de Puno, por peligro inminente ante la contaminación de agua para consumo humano de la cuenca del río Coata,  estableciendo que dentro del plazo se ejecuten acciones inmediatas y necesarias, ya que esta zona es considerada de muy alto riesgo en la salud de la población.

En dicha declaratoria no establece un “Plan de Acción de la Emergencia Sanitaria” ni cuenta con un presupuesto adicional, mientras que el Gobierno Regional de Puno asumirá acciones inmediatas y de forma obligatoria con la participación de los gobiernos locales y los Ministerios de Salud, Vivienda, Construcción y Saneamiento, Educación, Agricultura y Riego, Ambiente, Energía y Minas, Interior, Defensa y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, y demás entidades competentes.

El decreto señala que existe “Muy alto riesgo existente para la salud” por el peligro inminente ante contaminación de agua para consumo humano. La emergencia se justifica puesto que los recursos disponibles en los gobiernos locales y Gobierno Regional de Puno resultan insuficientes para una adecuada respuesta. A pesar de ello, la norma establece disponer recursos institucionales de cada sector para tomar acciones inmediatas en la zona afecta.

Como respuesta a esta medida, los líderes y autoridades de la zona afectada por la contaminación, hoy jueves (09 de mayo) ofrecieron una conferencia de prensa realizada en Casa de Maestro de la ciudad de Puno, donde ratificaron el paro de 48 horas a realizarse los días 4 y 5 de junio en la Cuenca de río Coata, como principal medida de la exigencia es la inmediata atención con la asignación presupuestaria que bordearía los 400 millones de soles y también exigir la ampliatoria del plazo de emergencia más de 60 días.

Cabe recordar que en el pedido original de los pobladores de Coata establecía un presupuesto para realizar acciones de control de la contaminación, el documento fue presentado el año pasado al Gobierno Regional de Puno, con las firmas de organizaciones sociales y con el apoyo de diversas organizaciones locales e internacionales, solicitando que pueda ser declarado en emergencia de manera integral, igualmente, a finales del año pasado se ha tenido diversas reuniones multisectoriales con las entidades del gobierno regional como: Dirección Regional de Salud, Dirección Regional de Agricultura, Instituto Nacional de Defensa Civil del Perú – INDECI  y asimismo con la Autoridad Nacional de Agua ANA y entre otras instituciones.

Como se sabe, es una de las sub cuencas (río) con mayor índice de contaminación, es la del río Coata y ríos tributarios como el río Torococha; que traspasa la ciudad de Juliaca de la Provincia de San Román, a consecuencia se producen una gran cantidad de residuos sólidos y aguas servidas domésticas, industriales y hospitalarias que no son tratadas adecuadamente en la planta de tratamiento de aguas servidas, que data de la década de 1981; y no cuenta con una planta de tratamiento de residuos sólidos, ocasionando que estas sean vertidas directamente a los cuerpos de agua como el río Torococha, afectando a comunidades campesinas (pueblos indígenas) río abajo de los distritos Juliaca, Huata, Coata, Capachica, Caracoto de las Provincias de San Román y Puno.

Frente a esa problemática, los pobladores de los distritos río abajo han realizado reiteradas peticiones administrativas (procedimientos de fiscalización), denuncias penales (denuncias por contaminación ambiental) y diálogos a través de “mesas de diálogo” con autoridades locales, regionales y del gobierno central buscando una solución a su problemática ambiental, sin llegar a establecer una alternativa que lidie con este problema hasta la actualidad.

Estos hechos conllevaron a que el día 13 de marzo del 2017, diversas comunidades campesinas interpusieron una demanda ante Poder Judicial por la contaminación del Lago Titicaca, con la asesoría legal de la Asociación de Derechos Humanos y Medio Ambiente (DHUMA) de Puno (ex Vicaría de Juli) y el Instituto de Defensa Legal (IDL). La demanda de amparo fue presentada en la sede del Juzgado Mixto de San Román contra de Gobierno Regional de Puno, la Dirección Regional de Salud de Puno, la Municipalidad Provincia de San Román, la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento del distrito de Juliaca (SEDA-Juliaca) y el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, por su inacción frente a la contaminación por aguas residuales y los mismos que vierten al río Torococha y a la vez desemboca al río Coata